fbpx

La pliometría o la capacidad de pasar rápidamente del trabajo muscular excéntrico al concéntrico

La pliometría o la capacidad de pasar rápidamente del trabajo muscular excéntrico al concéntrico

.

Qué es la pliometría y como progresar de manera correcta

Si atendemos a los tres tipos de contracción muscular (isométrica, concéntrica y excéntrica), podemos definir la pliometría como un estiramiento de la estructura músculo tendinosa al que le sigue una rápida contracción concéntrica, es decir, la capacidad de pasar rápidamente del trabajo muscular excéntrico al concéntrico. Esto se conoce como ciclo de estiramiento-acortamiento (CEA), cuyo desarrollo va a ser clave para el rendimiento en cualquier gesto deportivo.

Un poco de historia

El trabajo pliométrico tiene sus orígenes en Europa del este, a mediados de los 60, cuando el célebre y pionero investigador ruso Yuri Verkhonshansky fue el primero en aportar datos prácticos sobre los beneficios del entrenamiento pliométrico, aunque cabe destacar que por aquella época el escepticismo sobre este tipo de trabajo estaba presente.

Décadas más tarde, gracias a la aportación de otros investigadores como Carmelo Bosco, el trabajo pliométrico se ha consolidado en el mundo de las Ciencias del Deporte con el  objetivo de incrementar el rendimiento deportivo de los atletas.

Aspectos clave al realizar ejercicios pliométricos.

Si elegimos como implemento para trabajar la pliometría un cajón de madera, por ejemplo, el conocido ejercicio Box Jump, debemos fijarnos en varios aspectos para que la técnica sea eficiente:

  • Altura de caída o altura del objeto
  • Posición de despegue
  • Posición de aterrizaje
  • Desplazamiento vertical del centro de gravedad
  • Ruido en el aterrizaje

El principal indicador sobre la correcta realización de este ejercicio, el box jump, es el ruido que se produce durante el aterrizaje. Este condiciona el grado de impacto osteoarticular de forma que si existe demasiado ruido en el aterrizaje, el CEA no se desarrolla de forma eficiente indicando que la altura de caída y/o la altura del objeto son excesivas y provocando, por tanto, un gran impacto osteoarticular. En este caso, deberíamos trabajar con un cajón cuya altura sea más pequeña y permita progresar de forma segura.

Otro aspecto importante es la posición de despegue y aterrizaje, es decir, el grado de flexión de las articulaciones implicadas cuando despegamos y cuando aterrizamos. Ya sea un salto o una caída, debemos poner atención en que el grado de flexión no sea exagerado evitando mecanismos de compensación en miembro inferior como por ejemplo: valgo de rodilla y tobillo y/o flexión profunda de cadera.

La forma más fácil y objetiva de evaluar cuál es la altura óptima que permite trabajar de forma eficiente es comparando, en los planos sagital de movimiento, el desplazamiento vertical del centro de gravedad y los mecanismos de compensación de miembro inferior para dos alturas diferentes, tanto si es un salto como si es una caída.

Por último, es conveniente destacar algunos criterios importantes derivados de los principios fundamentales del entrenamiento que todo entrenador debe tener en cuenta a la hora de prescribir ejercicios pliométricos, como son: tipo, frecuencia, volumen, intensidad y duración; los cuales condicionan, si  se establece una dosis óptima, una correcta progresión.

Bibliografía

Verkhonshansky, Y. (2006). Todo sobre el método pliométrico. Segunda edición. Barcelona: Paidotribo

 

Alejandro Soria Clares
Readaptador físico deportivo
Nº colegiado: 59041
Localización del centro: CTRA. MADRID KM. 332, P.I. LOS OLIVARES, 23009 Jaén

 

 

 

2019-01-22T17:00:20+02:0018 diciembre 2018|Noticias|Sin comentarios

Deja tu comentario

9 − uno =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.